18 cosas que aprendí cuando me pinté el pelo de colores

16 razones por las que amamos a Adele
17 noviembre, 2016
Sus autorretratos del antes y después la ayudaron a aceptar su cuerpo
29 noviembre, 2016

Me acababa de cambiar de trabajo -después de dedicarle 4 años a mi trabajo de ensueño-, también había terminado una amistad larguísima con mi roomi y me cambié de casa. Todos los cambios que te mueven el tapete, pero yo quería uno más para conmemorar este inicio de un nuevo ciclo: pintarme el pelo de colores.

Bueno, comenzó con la idea de pintármelo blanco, tipo Reina de las Nieves, pero se transformó a morado y, de ahí, ha pasado por toda la gama de lilas y rosas.

En estos meses que llevó con mi pelo de unicornio -como sólo yo le llamo- he aprendido todo esto:

1. Pinterest es la mejor fuente de inspiración. Este bello sitio web me ayudó a decidir qué quería y qué no. Supe que no lo quería morado Barney, pero sí lo podría querer de color lavanda. Es más, podría atreverme a llevar un color durazno. ¡Las opciones aquí son infinitas cuando buscas: Pastel hair color! Este es mi tablero, donde guardo todos mis ejemplos favoritos.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-17-47-p-m

2. Ir de pelirroja/castaña a blanco es IMPOSIBLE. Eso fue lo que me dijeron en The Pussycuts cuando fui a mi cita. Yo llegué con la idea de tenerlo blanco, pero por mil razones de estilistas, me terminaron poniendo un morado intenso que me hacia sentir como la punk girl que nunca he sido. ¡No me reconocía en las fotos! Aunque no era mi idea inicial, con los días, se fue desvaneciendo a un lila y me encantó.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-16-01-p-m

3. La decoloración pica ¡MUCHO! No conocí el dolor hasta que me decoloraron las raíces por primera vez -¡y eso que yo tengo fracturado el tobillo en ambos lados!-. Si quieres esa cabeza toda platinada o rosa desde la raíz hasta las puntas… te va a doler.

4. Vas a vivir varias horas de tu vida en el salón de belleza. Mi primera vez duré 5 horas y las siguientes citas -para decolorar raíz, retocar color y aplicarme tratamiento- han sido mínimo de 4 horas. ¡He llegado hasta pedir de cenar ahí! Llévate la compu para que te pongas a trabajar o un librito para que aproveches el tiempo.

5. Mentalízate a que nunca te va a quedar como en la foto. Por más ejemplos que lleves de cómo quieres que te quede, aprendí que todos los cabellos son diferentes y el color agarra distinto siempre. Si el pelo es virgen, ya está muy tratado, traes otro tono abajo, ¡todo afecta el resultado final! En uno de esos experimentos en el salón, salí de ahí con un rosa metálico hermoso y, otra vez, con un arcoiris de tonos pasteles. ¡Deja que la vida y tu estilista te sorprenda!

6. Por eso, la mejor filosofía al sentarte en esa silla de la estética es: SOLTAR. Suelta y no seas aprensiva con tu pelo.

hair

7. El pelo te queda con una sensación chiclosa al final -pero sólo cuando está recién lavado- y se llena de nudos cuando sales de bañarte. Te acostumbras…

mila kunis hunt

8. TRATAMIENTOS: Ellos serán tus mejores amigos, ya sea que vayas al salón para que te los apliquen ahí o que te compres algún aceite de argan de OGX para aplicar después de cada lavada o uno vegano de Davines que huele delicioso. Siempre busca los que te prometan que van a nutrir y humectar tu pelo.

9. Hazte a la idea de que vas a invertirle mucho dinero a esta colorida aventura. Cada cita en el salón puede salirte desde $1000 pesos para arriba. Más los shampoos especiales para pelo tratado, tratamientos, herramientas para retocarte en casa, etc.

money leonardo dicaprio martin scorsese dollar the wolf of wall street

10.Funciona mucho ir acompañada de tu amiga la que lleva pintándose el pelo desde que tenía 15 años. Mi bff Sofi Salazar me ayudó a traducir mis deseos en instrucciones coherentes y términos correctos que el estilista entendía.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-15-17-p-m

11. Tu pelo cambiará de tono con cada lavada, por eso le comencé a llamar “mi pelo de unicornio” porque es mágico jajaja. No llores porque el lila de ayer ya desapareció y mejor encuéntrale el lado divertido a que tu pelo te sorprenda todos los días.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-41-15-p-m

12. Todo mundo va a estar al pendiente de cuando te creció la raíz, si ya te cambió el color de tono, etc. También te acostumbras…

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-42-20-p-m

13. Y cuando todo el color semi permanente se cae, ¡eres rubia! Aprendí también que las rubias se divierten bastante.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-13-32-p-m

14. Manic Panic puede llegar a ser tu mejor amigo, pero hay que experimentar. Hay muchos tonos, los puedes combinar entre ellos y mezclarlos con acondicionador para hacerlos más pasteles.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-48-11-p-m

15. Y un día, sin querer, encuentras el color que querías en un shampoo matizador en el súper mercado. Me habían platicado de estos shampoos morados para quitar lo amarillento al pelo cuando lo tienes decolorado, pero por mi grado de decoloración, me lo pintó de lavanda ¡y me fascinó!

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-7-12-18-p-m

16. Pintarte el pelo de colores te vuleve muy tolerante a la sorpresas y a que las cosas no salgan de acuerdo a tu plan. No le entres a esta aventura si eres súper apegado a tu pelo y te enojas con el estilista cada que no te queda el corte exactamente igual que a la modelo de la foto.

TV Land hair julia louis-dreyfus salon makeover

17.Se vuelve adictivo. Cuando ya tienes el pelo tan decolorado, se te hace fácil cambiártelo de color cada mes y el rango de tonalidades es casi infinita -¡culpo a Pinterest!-

model pastel daphne groeneveld pule hair pastel hair

18. Si quieres un cambio drástico y quieres aprender a desapegarte de tu pelo y divertirte con tu pelo de unicornio, ¡hazlo ya!

unicorn unicorns

1 Comment

  1. Pam dice:

    Cada punto es taaaaan cierto,la primera vez que me pinte el cabello de azul, quedo como morado y la gente no dejaba de verme en el metro, hasta fotos me sacaban… pero admito que es lo mejor que he hecho 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *