Cuando dudes, ¡elige el rojo!

Processed with VSCO with hb1 preset
Las 5 mejores hamburguesas de la Ciudad de México
15 mayo, 2017
gabilu-mireles-fat-gab-curvy-blogger-mexicana-vida-amor-propio-presión-poema-literatura-escritora
Las 20 y tantas presiones de tener 20 y tantos
19 mayo, 2017
1K6A0850

¿Se dan cuenta que esta regla podría aplicar casi en todo? El labial, el coche, el esmalte y, sobre todo, el vestido.

No siempre he sido muy fan del rojo, pero creo que era porque le tenía miedo a realmente acaparar la atención, aunque siempre me ha gustado ser la estrella. Pero yo, ¿vestida de rojo? ¡JAMÁS! Eso significaría que todos se verían obligados a voltear a verme, mínimo porque es un color innegablemente llamativo. 

Obviamente, como la chica gorda e insegura que era, a mí mente venían las terroríficas -y falsas- ideas de: me van a gritar ‘pelota’, voy a parecer el planea Marte caminando… me veré ridícula. 

Pero cuando lo hice, cuando por fin me atreví a ponerme un vestido rojo para la boda de un amigo, me sentí la mujer más guapa de la fiesta. No hay duda de que el color tiene actitud por sí mismo y si te dejas llevar y lo usas con la misma actitud y seguridad, se volverá tu favorito para usar, sobre todo, en vestidos. 

1K6A0867

 

¿CON QUÉ ME LO PONGO?

Lo increíble de un vestido rojo es que tiene la facilidad de ser la estrella de tu look, así que no necesitas muchísimos accesorios, pero puedes elegir algunos en colores cálidos, como amarillo y naranja. Aretes y anillos dorados también le van perfecto. 

 1K6A0858 1K6A0882

fotosALAN ALDANA

maquillaje y peinadoALBERTO PÉREZ

vestido y bolsaVIOLETA BY MANGO

anillos y aretesDANIELA SALCEDO

botinesFOREVER 21

 

1K6A0843 1K6A0842 1K6A0838 1K6A0833 1K6A0830 1K6A0825

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *