13 complejos que todas las mujeres nos debemos quitar de la cabeza

¿Por qué le di Like en Tinder al ex que me fue infiel?
2 septiembre, 2017
Después de muchos años, ya no peso más de 100 kilos… y no lo puedo creer
15 septiembre, 2017

Somos expertas en autocriticarnos, ¿pero eso en qué nos ayuda? ¡EN NADA!

El amor propio nace en la cabeza, no en un quirófano de cirugía plástica ni en un consultorio de dietas milagros, si creemos que sólo nos podremos amar hasta que nos veamos “perfectas”, estamos muy equivocadas. 

El primer paso para tener esa seguridad que tanto envidiamos en mujeres temerarias como Ashley Graham tenemos que empezar a arrancarnos de la piel y la cabeza todos esos complejos que tanto daños nos hacen y que nos han hecho dudar de nosotras mismas durante años, a veces desde que éramos apenas unas niñas. 

Cada que te caches a ti misma diciéndote una de estas frases de manera negativa y con afán de hacerte sentir menos ante el espejo o ante los demás, DETÉNTE y dale la vuelta a algo positivo sobre ti misma.

¡TIENES MIL VIRTUDES, PRESÚMELAS Y ÁMATE!

 

1. ESTOY GORDA

Si sí tienes sobrepeso u obesidad, claramente esto no es una grosería, pero si eres talla mediana o te lo estás diciendo acompañado de frases como: “Estoy gorda y por eso nadie me quiere”, “Estoy gorda y la ropa bonita se me ve mal” o “Estoy gorda y tengo que adelgazar para estar guapa”… ¡NO, quítate esa idea de la cabeza ahora mismo! Los kilos de más no te quitan lo hermosa (una cosa es la salud física, de la cual hablo en muchos posts, como AQUÍ y AQUÍ) y otra es la salud mental y, con este tipo de frases, estás dañando ambas. 

 

2. SOY DEMASIADO MANDONA

 Esto me lo decían de chiquita todo el tiempo, cuando organizaba a mis amiguitas para bailar coreografías en el parque y luego las regañaba cuando querían ir al baño y aún no se aprendían todos los pasos de la canción de Jeans. Luego, me lo decía sin parar el Patán de mi Vida, que todo el tiempo estaba dando ordenes y por eso la gente me odiaba. Ahora entiendo que realmente soy una líder y no soy grosera cuando doy instrucciones, así que no debo sentirme mal por ser apasionada y organizada, ¡le pese a quién le pese! 

 

3. SOY UNA INTENSA

 Sé que no soy la única a la que me han dicho esta frase (sobre todo, los hombres). He tardado en hacer paz con esta frase porque siempre me hicieron sentir que era algo malo, hasta en mi antiguo trabajo: si llegaba muy temprano a una junta, si llevaba ejemplos de cómo podríamos funcionar, si ofrecía mi opinión cuando la pedía el jefe, ¡OSH QUÉ INTENSA! Y me he dado cuenta que la gente que te la dice, casi siempre es la más floja de la mesa. Así que tú sigue siendo intensa, productiva y apasionada. 

 

4. SOY DEMASIADO DÉBIL

 Soy demasiado débil para cargar el garrafón, para seguir una dieta, para aguantarme y no comer pastel en el cumpleaños de la oficina, para decir que no cuando no quiera hacer algo, para bloquear del teléfono y jamás volverle a hablar al patán. ¿Y si reprogramamos nuestra cabeza y en lugar nos decimos: “Soy fuerte y puedo hacer [inserte su acción aquí]”? La mente se cree TODO lo que le dices, así que dile que eres una chingona. 

 

5. NO PUEDO TENER NOVIO

 Uff, esta yo me la tuve que quitar de una vez por todas ¡porque no es cierto! Hay gordas que tienen novio, así que eso nunca ha sido impedimento. También las hay bajitas, muy altas, delgaditas, pelonas, el físico no será un obstáculo para que encuentres una pareja que te ame, porque esa persona se enamorará perdidamente de toda tu persona, por fuera y por dentro. Si no ha llegado el novio todavía es porque ahorita la vida tiene otras cosas preparadas para ti, no desesperes, llegará cuando sea el momento preciso. 

 

6. SOY LA MÁS FEA DE MIS AMIGAS/HERMANAS/PRIMAS

Compararte con los demás siempre será una pelea perdida porque la belleza es subjetiva. Cuando tu envidias la nariz derechita de tu hermana, ella envidia tus piernas largas, y así nos la vivimos deseando la belleza de los demás sin ver la que tenemos nosotros en el espejo. Valora tu propia belleza y date cuenta de todo lo hermoso que hay en tu propio reflejo. ¡NO TE COMPARES!

 

7. SOY TORPE

Conozco a una niña talentosísima que todo el tiempo se está diciendo esto a ella misma, en un día, se lo puede decir hasta 5 o 6 veces, y pasa lo mismo que con el punto #4, las frases que usas durante el día, en voz alta o en tu cabeza, alimentan tus creencias, así que cámbiala por “Prestaré más atención” o “seré más cuidadosa” y dale la vuelta a lo positivo y asertivo. 

 

8. MI NARIZ ES HORRIBLE

Siento que crecimos en una generación de mujeres que odian su nariz y creemos que debe estar perfectamente derecha y mediana para que sea hermosa. Yo crecí deseando operarme la nariz, era mi mayor sueño (ese y ser delgada, tristemente ?), pero ambos ya dejaron de existir, porque me di cuenta que mi nariz es única, con sus curvas así como están, y que nadie más tiene una igual y si me la operara se vería exactamente como el molde que el cirujano ya le puso a todas las demás. 

 

9. SOY MUY MIEDOSA

Nada grandioso y memorable ha sucedido desde la zona de confort. Todo lo que vale la pena da miedo: ponerse un traje de baño, subir una montaña, abrir un blog, subirse al escenario a cantar, etc. Así que quítate esta etiqueta de miedosa y vuélvete valiente. Peor la valentía no llega, se construye después de muchos momentos de cobardía vencidos. La próxima vez que tengas miedo de hacer algo que tienes muchas ganas de hacer, hazlo y serás mucho más valiente. 

 

10. NO SOY FOTOGÉNICA

¿Quién les dijo esta mentira? Pues no le hagan caso, hoy mismo se olvidan de esta mentira y empiezan a tomarse fotos. Hay miles de modelos en la historia de la moda a las que también les dijeron que no eran fotogénicas, hasta que ellas dejaron de creérselas y PUM! se volvieron grandes iconos del modelaje. Hay belleza en todos nosotros. Si al principio te sientes un poco tiesa en las fotos, no te preocupes, es cuestión de práctica, pero jamás te salgas de una foto por creerte la mentira de que “no eres fotogénica”. 

 

11. ESTOY PLANA

Ah, porque este blog no es sólo para chicas curvys, muchas de ustedes me han escrito para confesarme que su trauma es que están MUY  flaquitas y se acomplejan porque no tienen mucho busto o cadera, etc. Ningún tipo de cuerpo es menos hermoso que otro y todas, con muchas curvas y poquitas curvas, tenemos el derecho que sentirnos guapas en un traje de baño. 

 

12. NO PUEDO… PORQUE NUNCA HE PODIDO

 ¡INTÉNTALO UNA VEZ MÁS! Yo dejé de hacer tantas cosas por miedo a fallar y a que la gente se burlara de mí, incluyendo hacer ejercicio en un gym, ir a clases de bellydance o probar yoga, pero si no has podido entonces hay que intentarlo de nuevo hasta que se pueda. Total, ¡por intentos no paramos!

 

13. SOY DEMASIADO [inserte aquí su adjetivo o adverbio dañino favorito]

Piensa en ese complejo que te repites todo el tiempo, identifícalo y ahora, cada que te caches a ti misma a punto de decírtelo, al espejo o enfrente de alguien, detente y dale la vuelta. Mi mamá siempre decía la frase: “Si no vas a decir nada bonito, mejor no digas nada”, y creo que esa regla aplica aquí, si no te vas a decir algo bonito como “Soy súper inteligente”, “soy muy creativa”, “soy amable y me gusta ayudar”, “soy valiente y nunca me rindo”, mejor no te digas algo que te va a dañar.

 

A esta vida venimos a crecer y evolucionar, pero esto no se logra con complejos ni mensajes de odio, sino con frases positivas que nos empujen a ser la mejor versión de nosotros mismo. 

3 Comments

  1. Danny Guzman dice:

    Muy pero muy cierto, yo tengo como 10 de los 13 complejos y no es facil deshacerte de ellos requiere constancia…pero aun no me rindo asi que ahi vamos.

    Besos para ti y gracias por ser inspiracion!

  2. Sara Olvera dice:

    Aplausos! Identificada al 100%.

    Pasé años siendo mi peor enemiga, enferma, triste, enojada y sintiendo culpa por ser YO.

    Decidí mandar al carajo a esas voces que me decían que no era valiosa y hoy todo marcha bien en el trabajo, con mi familia y en mi vida personal.

    Gracias por inspirar, Gaby.

  3. Eliana dice:

    Esta sipet este blog me pasa mucho de estos complejos pero ahí vamos aprendiendo a aceptarnos y valorarnos como mujeres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *