¿Por qué me da miedo bajar de peso?

5 bálsamos de labios que realmente te hidratan ¡y cuáles debes tirar para siempre!
20 noviembre, 2017
Carta a mi corazón roto
5 diciembre, 2017

¿Porque le temo a dejar de estar gorda?

Por miedo a decepcionarme, tal vez… a no llegar nunca y sólo seguir sufriendo cada vez que caigo en el trayecto. Porque en el proceso no hay tanto sufrir, sólo es mi mente la que se desespera, mi ansiedad la que me gana y mi inseguridad la que me hace dudar. Y entonces, sufro. Y si no llego nunca, porque sigo haciendo trampas en mi alimentación, y sigo mintiéndole a aquellos que me quieren ver triunfante, si sigo y sigo y sigo haciendo las cosas a medias, entonces sí, seguro me decepcionaré y no, no llegaré.

 

¿O qué pasará si llego a esa esperada meta y no es todo lo que siempre soñé?

Significará que seguiré siendo adicta, no estaré curada de esta ansiedad eterna por querer comerme todo a mi paso. Pero esa advertencia me la hizo Marcelo desde el Día 1, como se lo advierte a todos los pacientes que entran al tratamiento de PlusVida: la adicción convivirá contigo toda la vida, pero aprenderás a controlarla, a vivir con ella, y aún sí ser feliz, y aún así ser saludable.

Pero cuando llegue… a ese peso saludable tan deseado, ¿a qué le echaré la culpa entonces?

¿Por qué lloraré?

¿Cuál será mi excusa para no encontrar el amor?

¿Cuál será mi excusa para no poner en orden mi vida?

¿Cuál será la culpable de mi depresión… si ya no seré gorda?

 

 

26 años de echarle la culpa a mi sobrepeso, a mi mórbida obesidad por todos mis pesares… eso no se cura de un día para otro, esos miedos fortalecidos durante casi tres décadas no se sanan en seis meses. Tal vez en siete, no lo sé aún.

¿Por qué me da miedo bajar de peso? ¿Le temo a ser feliz?

40 kilos abajo.
6 meses.

Medio año de tanto aprender, de combatir inseguridades que yo juraba ya no existían, de redescubrir mi propio cuerpo enterrado desde que estaba en pañales en kilos y kilos y kilos de miedos, medio año de salir de la zona de confort todos los días, en cada comida, cada 4 horas tomar la decisión correcta, no para la dieta, no para la báscula, no para impresionar a nadie con mi disciplina, sólo para mí, para estar saludable. Redefinir lo que es ser curvy, todos los días reconocer mis nuevas curvas, y mis estrías y amarlas, y adorar la piel que se cuelga cada día un centímetro más hacia el suelo, y amar cada rincón de mi cuerpo que tanto me ha dado.

Aprender a aceptar sin hacer muecas los extraños halagos que me hacen ahora: “qué flaca”, “wow, vas a desaparecer”, “te ves irreconocible”.

 

 

IRRECONOCIBLE, así me siento en el espejo. Sé que soy yo, pero en esos 40 kilos se fueron muchas cosas más que sólo tallas y dígitos en la báscula. Se fueron mentiras, engaños, corazones rotos, terquedades, secretos, y tantos miedos.

Y tantas lágrimas. Pero como bien dice Marcelo, “llorar no engorda, así que llora”, y en mi caso, llorar alivia. Llorar me lleva a meditar, reflexionar, agradecer, perdonar, sentir y estar.

Abrazo mi cuerpo ahora con tanto amor, no porque esté más compacto. No, ni tampoco creo que sea más bello que cuando pesaba 130 kilos. No. Lo abrazo con un amor incondicional porque él y yo somos compañeros de guerra y vamos bien, hemos sobrevivido tanto, como tú y tu cuerpo. Ha hecho tanto por mí que ahora me toca cuidarlo a él. Ver por él. Luchar por él. 

Ya no me da miedo bajar de peso, ni que aparezcan más estrías, ni que quede aguada mi piel. No me da miedo ser feliz. Soy feliz hoy, en el proceso, con lágrimas secándose en mis mejillas, con mi estómago satisfecho, mis músculos cada vez más fuertes y mi cuerpo agradecido.

40 kilos menos y los que falten. Estoy lista para ser feliz.

 

 

 

11 Comments

  1. Laura Altamirano dice:

    Hermosa reflexión!! Te vez increible!! Y tienes toda la razon hay que amar a nuestro fiel compañero… nuestro cuerpo!!

  2. Annie V dice:

    Wowwwww, hermoso!!! Me identifiqué tanto con cada palabra, mil gracias, xq expresaste lo que muchas tenemos miedo de decir…. Oye y podría preguntarte qué tan caro te salió tu tratamiento? Y de que se trata más o menos?
    Gracias y que bello sentirse como te sientes!!!!

  3. Viry Garza dice:

    Que hermoso todo lo que escribes Gabilu me encanta! ❤ y Felicidades por esa decisión de usar tu vida y tu historia para llegar a muchas personas que se puedan identificar contigo❤ eres una gran motivación y un gran ejemplo de fuerza de voluntad en todos los sentidos, desde el inicio de tu blog, con tu historia tan transparente, hasta el día de hoy que nos cuentas a detalle lo que vives.
    Eres hermosa ❤ Gracias una vez más por lo que haces. Un abrazo!

  4. Daniela dice:

    Ufff…
    Me identifiqué muy cañon en los miedos, siemñre he creido que saboteo mis procesos por miedo, agradezco tanto toparme contigo antes de emprender mi viaje, quiero ser parte de las mujeres valientes que aprender a amar el camino hacia las metas, me inspiras a querer inspirar y asi crear una comunidad de mijeres sanas, de muheres que aprenden a amarse…
    Bendiciones.

  5. Jean dice:

    A veces los miedos no solo tienen forma de kilos extra, a veces vienen en forma de tono de piel, de tipo de cabello y sí, también de forma de cuerpo, de la asimetría de tu rostro, de lo marcado y oscuro de tus ojeras, de tu mal caracter, de tu “no ser” linda, cariñosa, la buen pedo y la excelente persona que todos esperan que seas, a veces el miedo tiene forma de tristeza, de melancolía extrema, caladora… A veces, somos puros miedos, puras tristezas… Gracias Gabilú, hay días que me das valor, otros, como hoy, sigo siendo yo. Saludos

  6. Allegu dice:

    Me siento tan identificada con cada palabra escrita. Tengo tanto miedo de bajar, de subir y de todo. A veces no me gustó ni yo misma. Quiero sentirme bien y amarme, ya no quiero hechale la culpa a los kilos que sobran.

  7. Rosalva Tirado dice:

    Sabes, le acabas de dar al punto de lo que me pasa, no es q despues de haber bajado ya 20 kilos no pueda bajar mas, es que me da miedo. al igual que tu toda la vida le e hechado la culpa de mi tristesa y mis malos ratos a mi gordura, y cuando se baya ella a que le hechare la bronca? y ahora entiendo que es por ello que me estanco. Gracias por compartir con nosotras tu sentir, tus miedos, tus dudas, no tienes idea de cuan motivador es darme cuenta que no soy la unica pasando por esto, y no es que me alegre, porque solo nosotras sabemos lo que esto pesa, es el hecho de ver que lo estas logrando, que no te rindes y que nos enseñas que dia a dia, cada accion cuenta . gracias por notivarnos todos los dias, porque si tu puedes, yo tambien puedo. Felicidades por esos 40 kilos que se han ido ya hermosa.

  8. Cinthya dice:

    Eres una gran motivación para mi todos los días, le echas muchas ganas a todo y siempre se te ve súper feliz, felicidades por tanta fuerza de voluntad porque a muchos nos hace falta ❤️

  9. Claudia dice:

    Órale!!! Me llegaste y aunque te llevo 20 años y me tocó ser gorda en otra epoca dónde en México no había tallas extras, ni existia la revolución curvy, menos el body possitive, sobreviví!!! Y esto es una lucha diaria y he perdido la batalla de los kilos y la he ganado y me he rendido y luego surgen fuerzas quien sabe de dónde. Mi máximo han sido 114 y mi minimo 78 y ahora estoy en 90 y echándole flojera, pero creo que ese empujocito que necesitaba para continuar lo acabo de encontrar aquí, contigo y espero pronto decirte que ya baje 10 kilos y que nunca mas regresarán. También me hiciste llorar!!!😉
    Y tu no te preocupes que el amor llegará, la vida sola se acomoda y la depresión nos hace falta de vez en cuando😜

  10. Astrid dice:

    Gaby Lu que lindo poder leer mis propios sentimientos yo baje como 43 kilos no estoy segura pues los cuento en libras pero el sentimiento que expresas en estas linea es como mi subconsciente …que me dice bueno y ahora que…ya no eres gorda y eso que diferencia hace. .y ahora eres mas feliz. .la verdad si estoy feliz pero ahora de una forma diferente a la que pensé que era ser feliz sin obesidad. .Es como mas sereno sabiendo que es tarde flaca es un estado no un ser.. y que se debe trabajar todos los días para estar . Bueno me gustaría escribir otro pico pero mejor te leo

  11. Lizza dice:

    Desde los 8años eh tenido gran peso demas y no ha sido facil, conforme pasaban los años mas peso acumulaba y los deprecios y burlas de tanta gente dañaron mi autoestima, siempre pense que era la unica que pasaba por algo asi, me sentia como bicho raro, en medio de querer encajar y amar descuide mucho mi cuerpo, me abandone por q no quería ver la vascula, mi peor enemiga, hasta llegar a los 145kg, ya no podia respirar, no podia caminar sin agitarme, todo era mas dificil, este año logre bajar 25 kg y aun se que falta mucho por bajar por mi salud, ahora se que nadie me amara como lo necesito mas que yo, si yo no me cuido nadie mas lo harà,y que siempre habrà quien nos jusgue y que nos odie por la idea de que una gorda no puede ser feliz, hoy tengo 35 años y casada con un hombre que disfruta cada una de mis curvas cada lugar imperfecto de mi cuerpo pero la responsable del cuidado de mi solo soy yo, gracias Gaby por tu blog por ser portavoz de muchas curvys y de nosotras que se puede ser feliz en el proceso de una Vida mas sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *