“Te lo digo por tu bien”, el bullying escondido detrás de la crítica constructiva

Las donas para el pelo están de regreso ¡y las queremos todas!
28 febrero, 2018
7 desayunos saludables, deliciosos y coloridos para apapachar a tu cuerpo
4 abril, 2018

“Ya te estás poniendo gorda. Perdón, pero yo no te voy a apapachar, yo te digo la verdad. Te lo digo por tu bien”.

Perdón, pero ¿qué parte de esa oración es una crítica constructiva? 

Muchas veces, los bullys se escudan en la mentira de ser “directos” para poder escupir mensajes negativos y destructivos, que en lugar de motivar, nos generan inseguridades que ni siquiera teníamos… o fortalecen aquellos miedos que ya teníamos enraizados. 

Perdón, pero no.

No necesito tu negatividad, bully. No pedí tu opinión sobre mi físico, no te pregunté si estabas de acuerdo con mi talla. No me interesa lo que pienses sobre mi personalidad ni mucho menos si tengo demasiados sentimientos o no. 

Si tus comentarios nacen del amor y no de tus propias proyecciones…

Si ese comentario duele, pero algo te hace click…

Si duele, pero porque es verdad y era sobre algo que ya querías mejorar sobre tu persona…

Si es una crítica que realmente te hace crecer, mejorar, evolucionar, entonces TÓMALO.

Pero no olvides nunca que LA OPINIÓN QUE MÁS VALE ES LA TUYA Y SÓLO TÚ SABES LO QUE QUIERES.

SUEÑA GRANDE.

SIENTE MUCHO, CON CADA CÉLULA, NO TE MIDAS. 

SIGUE TU INSTINTO. 

Sé tú principal crítica constructiva, siempre con amor y con el objetivo de mejorar, no de hacernos menos.

Y a esos bullys, contéstales con una sonrisa y sigue tu camino. Es tu vida, tu cuerpo y tu reflejo en el espejo, son tus sueños y no tienes que darle explicaciones A NADIE. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *